22 C
Antofagasta
lunes, marzo 8, 2021

Registro histórico: La matanza de la Plaza Colón en el relato de Monseñor Silva Lezaeta

Este es considerado el documento más verídico de lo que ocurrió aquel fatídico 6 de febrero de 1906 en Antofagasta

Debe leer

ONU: Al ritmo actual solo en 130 años se logrará la igualdad de género entre jefes y jefas de Estado

"Si algo nos ha recalcado la crisis es el valor y necesidad fundamental de la participación igualitaria y paritaria...

Balance diario: 161 nuevos contagios y 6 fallecidos en la Región de Antofagasta

A esta hora continúa el informe diario nacional que en esta oportunidad fue realizado desde la loza donde las...

Región de Antofagasta: Tocopilla sale de cuarentena total y María Elena avanza a Fase 3

El Ministerio de Salud, en el tradicional punto de prensa del día lunes donde se da a conocer los...
Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttps://timeline.cl
Las Noticias de Antofagasta que te interesan. Timeline.cl es la Comunidad Informativa donde encontrarás noticias sobre actualidad, minería, política, actualidad, opinión, turismo y contenidos regionales.

Hoy se conmemoran 115 años de la Matanza de la Plaza Colón. Una jornada manchada con sangre en la historia de Antofagasta y según los historiadores, el que leerá a continuación es el documento más verídico de lo que ocurrió el 6 de febrero de 1906. 

Se trata del Oficio N°15, que es el testimonio de Monseñor Luis Silva Lezaeta sobre lo sucedido aquella jornada y que fue rescatado por la Unidad de Conservación e Exhibición museográfica y patrimonial de la Universidad de Antofagasta y en particular por Carlos Araya, Encargado del Fondo Documental «Monseñor Pablo Lizama Riquelme» del Archivo Histórico del Arzobispado de Antofagasta.

Transcripción de la información contenida en las páginas 159, 160, 161 y 162 del Libro III del Copiados de Oficios de la Vicaría Apostólica de Antofagasta.

Antof. 13 de febrero de 1906

Evacuando el informe que U.S.I. me pide en oficio de 12 del presente sobre la declaración prestada por el Sr. H. M. Hoskins, debo manifestar a U.S.I. que el declarante ha incurrido en graves inexactitudes que me veo en el deber de rectificar.

1ª. Dice el Sr.Hoskin que cuando el Sr. Intendente el Sr. Coronel Ledesma y yo llegábamos á la casa de la Administración del ferrocarril á las 7 PM del día 6 del pte. y se sintió que en la plaza se hacía una descarga de fusliería “los señores nombrados (es decir nosotros tres) nos dijeran que ya no había otro remedio que emprender la fuga por atrás de la casa”.                                  

La verdad de las cosas ha sido de otro modo. Cuando á las 7PM más o menos, llegábamos á la puerta de la casa de la Administración del Ferrocarril, el Sr. Intendente, el Sr. Coronel y yo con el fin de cambiar ideas amistosas sobre el modo de buscar una solución tranquila á la huelga, se oyó la descarga de fusilería de la plaza y el Sr. Intendente y el Sr. Coronel corrieran a la puerta que da acceso al recinto de la empresa y que queda como á cuarenta pasos del vestíbulo dela casa del Sr. Administrador donde yo permanecí.

Al escuchar las descargas y al observar que la multitud loca de pánico y de furor corría desde la plaza en dirección á la puerta del ferrocarril donde estaban el Sr. Intendente y el Sr. Coronel, mi primer pensamiento fue que el pueblo iba á atacar esta empresa, y como si la esposa del Sr. Husher y á otras Señoras que salen azoradas, comprendí que si se arrojaban balas desde la calle y siendo de débil calamina el cierre de la empresa, podrían penetrar fácilmente los proyectiles y herir a Algunos. Por esto, mi primer pensamiento fue preguntar si había alguna puerta de escape por el interior de la casa cuyo material es también muy ligero pues me ocurrió la idea de que si lográbamos colocarnos detrás de la casa del Sr. Barnett, anexa á F.C. ya el peligro cesaba. La casa del Sr. Barnett es de construcción más sólida.

Este pensamiento de huir al interior de la casa fue cosas de pocos segundos, porque en el acto nos dimos cuenta de que la multitud no había ido á atacar á la empresa sino que pasaba en tropel por allí huyendo de las descargas de fusileria que se hacían en la plaza y como dentro del recinto de la empresa había 120 soldados del “Blanco Encala” y una ametralladora volvió la calma a los espíritus. En este momento regresaron el Sr. Intendente y el Sr. Coronel desde la calle a reunirse conmigo y el Sr. Husher y quedaron ignorando la escena rapidísima que acabo de relatar.

Es por lo tanto contraria á la verdad la frase del Sr. Hoskins de que el Sr. Intendente y el Sr. Coronel le aconsejaran la plaza.

2ª. Dice el Sr. Hoskins que el Sr. Intendente y el Sr. Coronel “declararon que tenían fuerzas suficientes para garantizarla vida de los habitantes”.

Siento expresar a U.S.I. que esto no es exacto, pues el Sr. Husher quien se empeñó varias veces en obtener del Sr. Intendente esta declaración, sin conseguirla.

Este funcionario expresó tan solo al Sr. Husher que aun cuando tenía tropas del Blanco, del Esmeralda, de lanceros y de policía era siempre peligrosa la situación por la exaltación que se notaba en el pueblo y por las condiciones especiales de esta ciudad que es solo campamento de obreros y sus familias, y las construcciones de un material tan ligero que en caso de hacerse fuego al pueblo pueden las balas atravesar á un tiempo muchas casas. Que por estas razones convenía tomar medidas conciliatorias para esperar la llegada de nuevas tropas que con su sola presencia mantendrían el orden sin necesidad de tomar medidas violentas.

3ª. Es efectiva la protesta de un arbitraje hecho por el infrascrito. El Sr. Husher manifestó al principio que dicha medida sería para el odiosa dado que el árbitrje obligaría á ceder en el punto que ya él había negado. Con tal motivo le propuse esta nueva forma conciliatoria: que el Sr. Hoskins y los comités huelguistas nombrasen representantes para estudiar el modo de zanjar las dificultades sin compromiso de una u otra parte de aceptar la opinión de esta comisión; que tendrían tan solo el carácter de ilustrativa.

Le expresé además que en todo caso, con esto se ganaba tiempo para tomar resoluciones con ánimo más tranquilo ara que llegasen las tropas que venían en camino.

El Sr. Husher  rechazó esta nueva propuesta alegando que podría interpretarse como un engaño.

Cuando ya dábamos por terminada nuestra conversación sin arribar á ningún acuerdo y nos retirábamos, el Sr. Husher dirigió de un modo intempestivo al Sr. Intendente la pregunta si sería prudente que embarcase su famlia. A lo cual el Sr. Intendente contestó de un modo afirmativo. Dadas las alarmas que se producen entre las señoras en estos me pareció perfectamente correcta la contestación del Sr. Intendente sobre todo teniendo en cuenta que era la empresa del ferrocarril la directamente amagada por los huelguistas.

Parece que después de esto el Sr. Usher se dó cuenta de la situación porque cuando estábamos en el pequeño parque y próximos á la puerta de salida del recinto de la empresa nos pidió que lo esperáramos un minuto y al parecer fue a consultarse con algunos de sus empleados superiores. Momentos después volvió con estos y de improviso dijo dijo al Sr. Intendente:

“Del modo señor que Ud. declara que no tiene fuerzas suficientes para mantener las propiedades de los extranjeros”.

Como el Sr. Intendente se negara a hacer semejante declaración y llamase la atención del Sr. Usher sobre la gran cantidad de tropas que tenía para la defensa del ferrocarril, el Sr. Usher expresó que conversando la cuestión que tenía con los obreros solo por el cuarto de hora del Lunes, aceptaba el arbitraje y que proponía como representante suyo al Sr. Líbano e indicaba como tercer el infrascrito.

En esto nos despedimos. Los sucesos posteriores impidieron el arbitraje.

He aquí la fiel narración de lo acaecido

Dios guarde a U.S.I.

LUIS SILVA LEZAETA

Extracto del Oficio Nº15 de Monseñor Silva Lezaeta
Extracto del Oficio Nº15 de Monseñor Silva Lezaeta

Últimas noticias

ONU: Al ritmo actual solo en 130 años se logrará la igualdad de género entre jefes y jefas de Estado

"Si algo nos ha recalcado la crisis es el valor y necesidad fundamental de la participación igualitaria y paritaria...

Balance diario: 161 nuevos contagios y 6 fallecidos en la Región de Antofagasta

A esta hora continúa el informe diario nacional que en esta oportunidad fue realizado desde la loza donde las autoridades sanitarias recibían el nuevo...

Región de Antofagasta: Tocopilla sale de cuarentena total y María Elena avanza a Fase 3

El Ministerio de Salud, en el tradicional punto de prensa del día lunes donde se da a conocer los cambios en el Plan Paso...

Día Internacional de la Mujer: Siete mujeres dan su visión para profundizar el desarrollo de género

“Tenemos un ambiente propicio para estos cambios, lo importante es que eso permita concretar una mayor participación de la mujer”, advirtió la ex ministra...

Más artículos como este

close-link