15 C
Antofagasta
viernes, mayo 7, 2021

Cicitem exige que Universidad de Antofagasta concrete devolución completa de equipos de investigación

Rubén Rojo, director del centro, apuntó a que la UCN ya entregó la totalidad los elementos que estaba en ese plantel, para comenzar la operación de sus propias investigaciones en el sector de La Negra. Sin embargo, dijo que existen dificultades con la UA y que incluso recurrieron al Consejo Regional para que oficiara al rector. Por su parte, la universidad declaró que durante febrero se ejecutó la devolución de una parte sustancial de los equipos.

Debe leer

Jonathan Mondaca
Jonathan Mondacahttp://www.timeline.cl
Periodista y Licenciado en Comunicaciones, Universidad Católica del Norte (UCN)

El Centro Científico Tecnológico Región de Antofagasta (Cicitem), exige que la Universidad de Antofagasta (UA) concrete la devolución de equipos que permanecen en el plantel y que fueron solicitados en octubre del año pasado. Los aparatos tuvieron un costo de adquisición cercano a los mil millones de pesos y una parte de ellos ya fue entregado, sin embargo, el Cicitem reclama que aún está pendiente el material que permanece a cargo de diez académicos. El Consejo Regional, que otorgó recursos para la adquisición de los elementos, oficiará al rector de la UA para que informe sobre la devolución, mientras que la universidad manifestó que está “realizando la entrega de los equipos que corresponden de acuerdo con un proceso de retiro que fue consensuado y elaborado en conjunto con Cicitem, que tiene por finalidad finiquitar adecuadamente este inconveniente”. 

Rubén Rojo, director del centro, recordó que la institución fue creada el año 2006 por el Gobierno Regional (Gore), las universidades Católica del Norte (UCN), de Antofagasta (UA) y Conicyt, para la investigación y desarrollo tecnológico con impacto directo en la economía local. La dirección del Cicitem rotaba cada dos años por cada plantel, pero en el 2014 hubo dificultades con algunas auditorías y finalmente le manifestaron al directorio de la época, que no entregaría más financiamiento si no realizaban una redefinición estratégica. 

Esto se concretó entre el 2016 y 2017, por lo que se otorgaron recursos por tres años, a partir del 2018, involucrando aspectos como líneas de investigación relacionadas con Antofagasta y que el centro generara independencia, con su propia infraestructura. Esto, ya que investigadores del Cicitem iban a la UA y para utilizar equipos de análisis de minerales, pero ahí les comentaban que los aparatos estaban ocupados y que debían “colocarse a la fila”, sostuvo Rojo. A partir de eso comenzaron los problemas y se resolvió la recuperación los equipos para establecer laboratorios propios. En la hoja de ruta priorizaron ejes como minería sustentable en pequeños y medianos productores, recursos hídricos y marinos continentales, energías renovables en almacenamiento y producción y medio ambiente. 

Rojo asumió el cargo en diciembre del 2018, inició las auditorías y ese mismo mes, se percata que dos investigadores del Cicitem, entre ellos la anterior directora del centro, en noviembre del 2018, fueron contratados a jornada completa por la Universidad de Antofagasta. 

“Hablo con el contralor de la UA y le expongo que dos investigadores contratados a jornada completa por el Cicitem, también fueron contratados a jornada completa en la universidad. Me dice que revisarían el caso, pero al salir de su oficina pasé a hablar con el rector, quien me respondió que él es funcionario público y que se haría cargo del tema”, relató. Tras poner en conocimiento estos antecedentes, el director del centro determinó finiquitar a estos investigadores. 

Luego encargaron estudios a una consultora para definir la hoja de ruta, la que se lanzaría de forma oficial en un evento que nunca pudo concretarse, porque estaba planificado para el 31 de octubre, durante los días más intensos del estallido social. 

Primera solicitud 

El nuevo proceso del Cicitem comenzó en enero del 2020, pero en marzo la pandemia obligó el cierre de las universidades y los investigadores quedaron sin acceso a los equipos. “Tuve una reunión con el directorio, que también integra la UA, en la que se definió que saliéramos de Antofagasta y nos instaláramos en La Negra, arrendando un lugar para tener nuestras oficinas y así trasladar los 152 equipos para instalar los laboratorios”, manifestó Rojo. Hasta ese momento, el arrendaban oficinas donde los investigadores tenían su gabinete de trabajo, pero con el equipamiento que tuvo un costo de adquisición de $990.608.880, en las universidades. El inventario está compuesto artefactos que van desde computadores, impresoras, GPS, medidores de absorción atómica o agitadores mecánicos, entre otros.  

En septiembre del 2020 se trasladan a La Negra y en octubre envían un oficio a los rectores para iniciar el traslado de los equipos. Y el director sostuvo que con la UCN establecieron un calendario de trabajo, que concluyó la semana pasada. “Pero con la UA está el problema, el rector a fines de noviembre contesta acusando recibo del oficio y nada más. Le enviamos otro oficio para que nos indique con quién de la universidad vemos la recuperación de los implementos y no me contesta. En diciembre envío otra comunicación, pidiendo que conteste el primer y segundo oficio, y días después, responde que se hará cargo la Dirección de Administración de Campus”, detalló.

Como no tenían un nombre específico a quién contactar, fueron a la universidad a preguntar por el encargado de esa dirección, y consiguieron el teléfono de la secretaria. Enviaron todos los antecedentes y tras una serie de derivaciones, terminaron en la Vicerrectoría de Investigación. En enero de este año, les informaron que un abogado académico coordinaría la entrega y planificaron una primera etapa, la que comenzaba el día 29 de ese mes.

El trabajo empezó con los implementos que usaban los tres investigadores que el Cicitem tenía y que estaban asociados a la universidad. Solo pudieron concretar el traslado del 70% de los equipos a cargo de un académico, quedando pendiente el material de los otros dos que debían ejecutarse esa misma jornada, entre los que se encuentra “la exdirectora del Cicitem, a quienes no pudimos contactar ni por mensajes, ni llamados telefónicos y no había llave para ingresar al laboratorio. Hasta la semana pasada, aún estaba pendiente el material que está a cargo de diez académicos”, dijo Rubén Rojo.

El 30 de enero, el plantel entra en receso y el primero de marzo retoman las gestiones, pero según el director del Cicitem, hay una alta resistencia por parte de algunos académicos de entregar los elementos de investigación. En la sesión del viernes 9 de abril del Consejo Regional, al que acuden cada tres meses a dar cuenta, se tomó el acuerdo de oficiar al rector para que informe la fecha de devolución de los equipos y que además, precise qué investigaciones o proyectos se desarrollaron con las herramientas del Cicitem.  

“Nuestro plan de gestión e investigaciones se ve afectado porque los análisis de las muestras de relaves, aguas, contaminación en bahía o el Río Loa, tenemos que hacerlos en equipos de laboratorio. Incluso con los implementos en la universidad no tenemos acceso a ellos. Las facturas de los equipos están nombre del Cicitem, fueron comprados con recursos públicos. La UCN fue muy clara, estas cosas no son nuestras, iniciemos el proceso de devolución, pero con la UA no ha ocurrido así”, cuestionó Rojo.

Además, añadió que en reunión con el directorio, el representante de la universidad manifestó que esos equipos habían ingresado al plantel por los académicos y que ahora verán qué es lo que corresponde administrativamente. Rojo solicitó que esa misma información se la contestara de manera oficial y con esos datos, acudir a la Contraloría o a tribunales. Junto con ello, el intendente manifestó a la universidad que llevan ocho meses en ese proceso y que tuvieran celeridad. 

Respuesta de la Universidad de Antofagasta 

Al consultar con el plantel cuál es la razón qué ha demorado el proceso de devolución que la UCN ya concretó, a través de un comunicado de prensa, el vicerrector de Investigación, Innovación y Postgrado, Álvaro Restuccia, manifestó que están realizando la entrega de los equipos que “corresponden de acuerdo con un proceso de retiro que fue consensuado y elaborado en conjunto con Cicitem, que tiene por finalidad finiquitar adecuadamente este inconveniente, teniendo siempre en miras el resguardo del patrimonio e intereses de ambas corporaciones”.

También aseguró que la Universidad de Antofagasta ha procurado mantener una disposición de prestar la máxima colaboración a fin de solucionar adecuadamente y según los márgenes jurídicos la situación en cuestión. “Durante febrero se ejecutó la devolución de una parte sustancial de los equipos, pese a las restricciones impuestas forzosamente por la pandemia de Covid-19 y seguirá firme en su compromiso de seguir adelante con el proceso en la medida en que el Plan Paso a Paso implementado por la autoridad sanitaria lo permita”, declaró Restuccia.

Últimas noticias

Antofagasta: 7 lesionados deja accidente vehicular en Avenida Iquique

Durante las horas de esta tarde, llegó un llamado al centro de Bomberos de Antofagasta para asistir un accidente...

Más artículos como este