20.9 C
Antofagasta
miércoles, abril 14, 2021

Vía crucis

"Hoy, los caminos que le quedan al candidato a alcalde son escasos. Al igual que los apoyos que encontrará. Pero en política nunca nadie está definitivamente muerto, menos un fin de semana santa, entonces porqué no creer en una resurrección", Cristian Zamorano, Doctor en Ciencias Políticas

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttps://timeline.cl
Las Noticias de Antofagasta que te interesan. Timeline.cl es la Comunidad Informativa donde encontrarás noticias sobre actualidad, minería, política, actualidad, opinión, turismo y contenidos regionales.

La noticia de este fin de semana santa parece ser la crucifixión de una candidatura, la que tiene que ver con el sillón edilicio de Antofagasta. En efecto, hemos visto en los medios de comunicación locales y nacionales la complicada situación que ha vivido un candidato socialista a concejal para Antofagasta y una funcionaria municipal perteneciente al equipo “chico” del candidato y alcalde oficial hasta hace poco, Wilson Díaz (PS).

Estos hechos tomaron una dimensión de escándalo suficiente para ser difundido por medios nacionales. Además de estar en presencia de una infracción de las normas COVID, se encontraron en el lugar incriminado; juntos con tres otros individuos en las escaleras de salida; droga (ketamina) y una pistola con municiones. Un conjunto de personas y circunstancias que para la opinión pública no tiene nada de fortuito, una situación que no dará lugar a un análisis en detalle de lo acontecido.

Nota relacionada: Polémica fiesta clandestina en Antofagasta generó una renuncia y un conflicto político

Solo el hecho que en una misma noticia aparezca el nombre del “Partido Socialista”, droga y pistola con municiones, produce como efecto que se venga a la memoria lo sucedido en la ciudad de San Ramón y de lo que ahora se suele denominar “narco municipios”. Porque en lo sucedido en estos últimos días en Antofagasta, hay datos objetivos.

La pistola encontrada tenia municiones, lo que nos deja suponer que podía ser utilizada a cualquier momento; la droga hallada no era tan común, como la marihuana y la cocaína. De hecho, esa substancia ya había sido mencionado por las autoridades esta semana, por el intermedio del fiscal Juan Castro Bequios, cuando se refería al incremento de productos en la ciudad durante esta segunda etapa de la pandemia.

Por donde uno mire esta situación, la asociación de ideas que se opera es rápida y lógica: droga-delincuencia-narcotráfico. Y si en la misma noticia aparece y agregamos el nombre del “Partido Socialista” tenemos una bomba que explotó a la cara del candidato de ese partido el último viernes en la madrugada, sin que en realidad él tenga algo que ver directamente con aquello. Y desde ese día, no ha logrado deshacerse de lo sucedido. Pero ahí, en este caso preciso, sí tiene una responsabilidad certera.

En política, en algunas circunstancias, el fondo y la forma son inextricables el uno del otro.  Y un momento “grave”, como el que está viviendo el candidato PS, hace llamado a una actitud y entorno en sintonía con ese contexto cuando se difunden declaraciones públicas. Y acá, no fue el caso. Ni las vestimentas, ni las posturas adoptadas, ni el tono y contenido del discurso, han sido acertados. Porque acá el mensaje que había que entregar debía ser fuerte.

Hay a veces enojos que son sanos, me puedo absolutamente equivocar, pero estimo que a veces hay rabias que son preferibles no guardarse, menos cuando uno es la punta de lanza de un proyecto desperfilado por alguien del circulo cercano y una de las personas que debía ayudar a concretar ese proyecto en términos de votos. No hubiese sido sorprendente ver a un candidato enojado, decepcionado, con la impresión de haber sido traicionado. Porque acá, la falta de conciencia política, partidista, de grupo de los dos involucrados, el candidato a concejal y la funcionaria, son abísmales y puede ser considerada como una traición. Por lo menos, al proyecto de sacar un alcalde socialista. Y eso es, sin lugar a duda, un síntoma de un laxismo al interior del equipo municipal.

La señal que debía ser proyectada era determinante. Si uno se equivoca en la selección de candidatos a concejales y en las personas reclutadas en el equipo cercano, que puede pensar la ciudadanía del equipo que se va a formar una vez electa esa misma persona. Y por rebote, del equipo que se encuentra hoy en el municipio y en torno al actual candidato del PS al sillón edilicio. Porque no han parado las filtraciones de pantallazos de whatssap internos a los partidos, surgieron memes, diapositivas denunciando la gente reclutada en el municipio. Sorpresivamente, nadie ha conectado esto con el “brazo armado” de la municipalidad, la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS). Ahí se sigue reclutando en silencio, nombrando a personajillos en cargos importantes.

Difícilmente uno podría pensar que los ataques más violentos provienen de la vereda opuesta sino se tendría tendencia a especular que provienen más bien de la misma vereda de la cual hace parte el candidato, y eso deja en clara evidencia la poca unanimidad que hay en torno a él en un sector compuesto por diferentes partidos de una supuesta misma sensibilidad. Pero de partidos y alianzas, ¿qué queda de todo eso en realidad acá? La Democracia Cristiana, que ha sido “regalona” con la repartija de cargos no moverá un dedo o muy poco para defender y ayudar al candidato. Un grupúsculo de ese partido va a seguir armando su “nave” en la CMDS. Vemos alianzas cuando se trata de ganar posiciones, mucho menos cuando se trata de adversidad. Definitivamente, esos acuerdos son exclusivamente político-politiqueros.

Por otro lado, la orgánica interna de los partidos, y esencialmente la del Partido Socialista, parece surrealista. Cómo es posible que la militancia del “compañero” candidato concejal no haya sido congelada y su candidatura simplemente bajada. Lo mismo debería suceder con la militancia de la funcionaria, si militancia tiene. Esa sensación de ausencia de orgánica, de mecánica, de rigurosidad, hasta de protocolo, se viene arrastrando desde hace bastante tiempo. Los mecanismos de funcionamiento ya no constituyen las columnas vertebrales de los partidos políticos. Son las conjunciones de intereses (circunstanciales) de los actores involucrados que constituyen aquellas.

Hoy, los caminos que le quedan al candidato a alcalde son escasos. Al igual que los apoyos que encontrará. Pero en política nunca nadie está definitivamente muerto, menos un fin de semana santa, entonces porque no creer en una resurrección. Pero para que suceda aquello, la metodología debe cambiar de un solo golpe, el discurso debe ganar en densidad, claridad y franqueza, y paradójicamente se debe salir de los banales cálculos electoralistas y de la búsqueda aritmética de votos. Se debe imperativamente hacer muestra de más carácter y convicciones, acompañado de muchísimo trabajo. Algunos dicen que los milagros existen y no simplemente en semana santa.

Últimas noticias

Antofagasta y Calama aumentarán sus puntos de vacunación para los días sábado

El intendente de la región de Antofagasta Rodrigo Saavedra dio a conocer que a partir de este sábado, tanto...

Más artículos como este

close-link