13.6 C
Antofagasta
viernes, junio 25, 2021

Gustavo Cerati caminando por el paseo Prat: A 18 años de su único show en Antofagasta

Corría el año 2003, una época donde los teléfonos celulares tipo almeja ganaban popularidad, donde en el ámbito musical conseguía gran renombre el formato MP3, mismo año donde en enero falleció Eduardo "Gato" Alquinta, uno de los miembros más icónicos de la banda chilena "Los Jaivas", donde Cobreloa ganó sus últimos dos torneos de la Primera División de Chile y sin embargo, algo que no pasó desapercibido para los fanáticos del rock latino fue el único concierto de Gustavo Cerati en la ciudad de Antofagasta, ¿pero su única visita? No. Crónica de Gustavo Cabrera Leyton

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttps://timeline.cl
Las Noticias de Antofagasta que te interesan. Timeline.cl es la Comunidad Informativa donde encontrarás noticias sobre actualidad, minería, política, actualidad, opinión, turismo y contenidos regionales.

Y sí, el ex líder de Soda Stereo visitó la ciudad de Antofagasta un 8 de mayo de 2003, en el marco de la gira de su nuevo disco (en ese entonces), Siempre es Hoy. Un álbum pop cargado de singles que resultaron exitosos en Latinoamérica como Cosas Imposibles, Artefacto y Karaoke, canciones que sonaron en las radios chilenas y que lograron que Cerati realizara cuatro shows en Chile: En las ciudades de Iquique, Antofagasta, Viña del Mar y Santiago.

Sin dudas es un hecho particular, porque la perla del norte comúnmente recibe artistas de gama mundial pero cada cierto tiempo. Si podemos hacer recuerdo de ello, el último artista que llenó un estadio completo (en la época) fue el mexicano Luis Miguel un 24 de noviembre de 1999 con 20.000 personas.

Pero como es de conocimiento público, hasta la fecha, la ciudad no tiene espacios acondicionados para realizar conciertos, menos de esta envergadura, así que una de las locaciones elegidas fue el Gimnasio Sokol, un centro multideportivo, particularmente de basquetbol, con un techo de estructura y planchas acanaladas de metal, conocidas en Chile como “calaminas”, mismo espacio que, según la comisión Valech, fue utilizado como centro de detención durante la Dictadura Militar en 1973.

Llegando el día D, el show partió potente con la energía del álbum y al finalizar la primera canción, saluda al público de la perla denominándolo con el gentilicio “Antofagastenses”, cuando en realidad es “Antofagastinos”, pero, son detalles ¿no?

Cerati en la prueba de sonido en Antofagasta su Telecaster G&L acompañado de su sonidista Adrían Taverna (que está de espalda) y su asistente Eduardo “Barakus” Iencenella.

Para muchos fue un concierto sólido con las canciones solistas de Cerati, pero donde gran porcentaje de su público quería escuchar algo de Soda Stereo, y al menos lograron sonar “Secuencia Inicial” de Dynamo y “El Rito” de Signos. Y no muchos tuvieron el placer de conocerlo, a excepción de Claudio Ly. Odontólogo de profesión y fanático del argentino que nos contó su anécdota con el nacido en Barracas, que además en su poder tiene fotos inéditas, sus discos firmados, una guitarra Jackson firmada e incluso un auto, sí un auto. Así que, si algún día compran un auto noventero usado en Antofagasta y tiene la firma de Cerati, es real.

Para Claudio fue un hecho particular, porque el camino en búsqueda de su ídolo comenzó mucho antes, en Ecuador, donde terminaba sus estudios en la ciudad de Quito. Mismo lugar donde lo conoció en persona por primera vez, en la gira Bocanada de 1999, esto, gracias a que participaba en una academia de guitarristas y obtuvo unas invitaciones para el show y además para una fiesta privada, pero sólo alcanzó a saludarlo. Aquí era la revancha.

“Yo estaba especializándome en otra ciudad en esa fecha, en el sur de Chile, cuando mi hermano me llama. Mi padre también es odontólogo y en ese tiempo se había comprado una camioneta Ford de color negro, que estaba nuevecita, hasta con los plásticos y con los vidrios polarizados. Resulta que la productora que armaba todo el montaje y traslado de Cerati en Antofagasta recibió una exigencia por parte del staff de Cerati que tenía que ser sólo esa Van (la Ford) y que en la ciudad existía sólo una y era esa, la de mi padre.  A toda costa necesitaban arrendarla, si no, el show se suspendía.”  Y como era de esperar, el padre de Claudio no entendió nada, sólo que necesitaban algo para Cerati, ¿pero qué podía hacer un odontólogo del norte de Chile por el argentino?

La casualidad cae que los hijos del mencionado odontólogo eran fanáticos de Soda Stereo, y el padre accedió a que arrendaría la camioneta pero con la condición de que uno de sus hijos debía conducir, porque obvio, con una camioneta nueva de millones de pesos, no a cualquiera se la prestas. Y así fue, el hermano de Claudio fue quien condujo para Cerati en los días que estuvo en Antofagasta.

Cerati en el hall del Hotel Antofagasta

Llegado el día cuando Cerati debía ser trasladado desde el aeropuerto Andrés Sabella hasta el Hotel Antofagasta, fue el hermano de Claudio quien lo recogió y en el trayecto conversaron un par de cosas en la van Ford que antes mencionábamos. Cómo era de esperar, Cerati estaba obsesionado con el mar, esto gracias al contraste que tiene Antofagasta, el cual se genera entre el desierto más árido del mundo y el océano pacifico. Y mientras conversaban, el argentino mencionaba la belleza de la perla con su entrada norte y “La Portada”, el momento natural. Ahí, es donde llegó la instancia de hablar un poco más a fondo y el hermano de Claudio le preguntaba si era su primera vez en la ciudad, el cual contestó que no.

“Che no, ya he venido un par de veces, me gusta mucho este lugar, vine varias veces a San Pedro de Atacama con los niños (Benito y Lisa) y Ceci (Cecilia Amenábar), y también a la ciudad, en mi tiempo que viví en Chile, conozco el centro y las ruinas“. decía Cerati. A lo cual, quedó sorprendido porque Gustavo sí había visitado la ciudad, y lo dijo como si fuera como Pedro por su casa, lo más normal del mundo. Y sí es verdad, a medidos de los noventa corrió un rumor de que el argentino fue visto muy abrigado caminando por el Paseo Prat y luego tomándose un café en los alrededores. Lo cual, resume que el rumor si fue real. Cerati con el frío extraño de la perla en las mañanas de mayo, estaba con una especie de suéter con una “x” el cual llevó para todos lados con un gorro Nike azul.

Uno pensaría que los artistas no conocen la perla, pero sí, a veces dicen que la región y el norte de Chile tiene una magia y te atrapa, y a Cerati le pasó, le atrapó la región y sus paisajes naturales envidiables, pero ese es otro tema. Y quizás mientras un día, alguno de ustedes tenía que hacer unos “tramites” al centro de la ciudad en la época del noventa y vio a un flaco de rulos caminando, antes que Soda Stereo se separara en 1997 y que se parecía a alguien que conocían, pero pensaron que era un error, no lo era, era el mismismo Gustavo Cerati.

Artículo previoRoyalty: mala noticia para regiones mineras
Próximo artículoTóxico

Últimas noticias

Región de Antofagasta: una de las comunas avanzó en el Plan Paso a Paso

Hace algunos instantes comenzó un nuevo reporte nacional del Ministerio de Salud, ocasión en que -como cada día lunes...

Más artículos como este

close-link